Publicado el Deja un comentario

Las moscas son una molestia en esta época del año, nos acompañan a todos los sitios, y muchas veces no nos dejan ni dormir, pero son útiles para la ciencia. A veces, se les utiliza para estudiar cómo se transmiten los genes entre generaciones. Pero para observar este proceso es necesario aparearlas, solo se podrá hacer si se sabe diferenciar entre un macho y una hembra:

1.- Observar bien su color habitual. La presencia de rayas indica que se trata de una hembra. Lo machos también tienen algunas rayas, pero se mezclan y se oscurecen a medida que avanzan hacia la parte posterior de su abdomen.

2.- Observar la longitud de la mosca. La hembra es más larga que el macho.

3.- Observar si su abdomen es puntiagudo o redondeado. El abdomen de la hembra es más largo y puntiagudo que el del macho.

Ahora que sabemos como diferenciarlas, necesitamos la solución para que dejen pasar un verano tranquilo. Os recomendamos VinferMaton rapid aroma classic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.