Las moscas son una molestia en esta época del año, nos acompañan a todos los sitios, y muchas veces no nos dejan ni dormir, pero son útiles para la ciencia. A veces, se les utiliza para estudiar cómo se transmiten los genes entre generaciones. Pero para observar este proceso es necesario aparearlas, solo se podrá hacer si se sabe diferenciar entre un macho y una hembra:

1.- Observar bien su color habitual. La presencia de rayas indica que se trata de una hembra. Lo machos también tienen algunas rayas, pero se mezclan y se oscurecen a medida que avanzan hacia la parte posterior de su abdomen.

2.- Observar la longitud de la mosca. La hembra es más larga que el macho.

3.- Observar si su abdomen es puntiagudo o redondeado. El abdomen de la hembra es más largo y puntiagudo que el del macho.

Ahora que sabemos como diferenciarlas, necesitamos la solución para que dejen pasar un verano tranquilo. Os recomendamos VinferMaton rapid aroma classic.